Cargando contenido

Concejales de Armenia le pidieron al Gobernador el cierre de fronteras para evitar brotes del virus.

Cierre Armenia - Archivo RCN Radio
Cierre Armenia - Archivo RCN Radio

Tras el aumento de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en Armenia, un grupo de concejales le insistieron al gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, en cerrar fronteras e impedir en su totalidad por la llegada de visitantes que puedan traer el coronavirus.

El concejal Javier Angulo indicó que “hay preocupación en Armenia por la ocupación casi que total de las UCI, por cuenta de pacientes con otras patologías y también de casos de la COVID–19, situación que motivó a un grupo de autoridades y líderes a pedirle al mandatario seccional que haga oficial el cierre de la región para controlar los brotes de coronavirus”.

Lea también: Unidades de Cuidados Intensivos en Armenia están casi llenas

En el documento, enviado por 13 concejales, se advierte que “las cifras actuales presentan un aumento exponencial de casos positivos para COVID–19 en Armenia, de la siguiente manera: marzo 17 casos positivos, abril 28, mayo 26, junio 35,  julio 124 y en los primeros días del mes de agosto 85 positivos, para un total de 315 con fecha al 8 de agosto de este año”.

Entre los argumentos esta “cerrar el ingreso a la región, ya que de aumentar los casos no se tendría la capacidad instalada en los hospitales para atender a más personas”.

Los concejales aseguran que la Policía no cuenta con pie de fuerza suficiente para controlar a todas las personas en Armenia y aún más a turistas y visitantes que lleguen desde otras regiones.

“La ciudad de Armenia cuenta con 130 efectivos policiales y muchos de ellos se encuentran al cuidado de detenidos en centros de detención temporal. Mientras el Inpec realiza todos los protocolos para ser ingresados a centros carcelarios”, describen en el documento.

“En Armenia, hay 48 Unidades de Cuidados Intensivos, 42 de ellas están ocupadas con enfermedades de otras patologías y algunas de pacientes con COVID-19, lo que dejaría solo seis camas para la atención de infectados por coronavirus en caso de registrarse un aumento considerable en los días siguientes”, indicó el secretario de Salud municipal, Gabriel Urrego.

Según Hugo León Echeverri, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT) Quindío, “se podrían perder hasta 40 mil empleos sino avanzan con las medidas de reactivación económica”.

Le puede interesar: Temor en municipios no COVID, ha impedido apertura de restaurantes: Acodres

Desde la subcomisión de políticas salariales y laborales de la CGT Quindío hicieron un llamado a los gobernantes para que se continúe con la activación de la región ya que, de seguir así, no se auguran buenas noticias pues el turismo no ha iniciado, y con él, la actividad de  hoteles, restaurantes y taxistas se ha visto suspendida, sectores que mueven la economía de la región de una manera importante.

El Gobernador del Quindío aún no entrega una respuesta a esta petición y junto a otras autoridades adelanta un consejo de seguridad para analizar decisiones futuras y lograr un equilibrio entre la activación económica de la región y el cuidado de la salud.

Quindío es el tercer departamento del país con menos casos de COVID–19, y por esa razón, se está apuntando a un proceso de activación que pueda ser modelo a nivel nacional, que ahora riñe con el aumento de infectados por coronavirus y la capacidad hospitalaria

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido