Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Faustino Asprilla - Newcastle
Faustino Asprilla - Newcastle.
Newcastle

El pasado miércoles, el diario The Guardian publicó un especial recordando al Newcastle de 1996 donde estuvo Faustino Asprilla y que estuvo cerca de alcanzar el título del fútbol inglés, quedando a cuatro putos del Manchester United en la tabla de posiciones.

Consultaron a varios jugadores de ese especial equipo y varios de ellos tuvieron palabras de elogio y admiración para el exfutbolista colombiano, quien marcó 9 goles con la camiseta del Newcastle en 48 partidos del fútbol inglés.

Lea también: Fallece el futbolista brasileño Alex Apolinário tras desplomarse en pleno partido

"Con Tino, esperarías lo inesperado. Tenía ese lado rebelde y loco, pero nunca fue malicioso. Definitivamente era el más peculiar de nuestro equipo… "Su apodo era el pulpo porque sus piernas estaban por todas partes y literalmente no tenías idea de lo que iba a hacer. Tengo muy buenos recuerdos de él. También era un jugador de primer nivel. Mucho de eso se pierde por sus payasadas y la forma en que celebró, pero qué jugador. Estuvo fenomenal. Al final de un juego, parecía como si lo hubieran tirado hacia atrás, con los calcetines abajo, las borlas de los pantalones cortos desatados y la camisa colgando. Pero era rápido, inteligente y tenía una gran zancada", señaló el exdefensor Robie Elliot.

Por su parte, Warren Barton, zaguero de ese elenco, fue más allá: “"Cuando pienso en él, no puedo evitar sonreír… Era la vida y el alma del equipo. Éramos un grupo muy unido y él entró y se sumó a eso. Se integró muy rápidamente; su sonrisa cada mañana era contagiosa. Siempre se podía escuchar su voz. Tenía un intérprete, pero su inglés era mejor de lo que dejaba ver".

De interés: Zidane se encuentra aislado por contacto con positivo de Covid-19

Y Barton cerró comparándolo con Michael Jordan recordando su mítico partido ante el Barcelona: “"Estaba causando un caos. El tiempo de espera en los cabezazos de Tino era como Michael Jordan. Había una atmósfera especial. Todos hacíamos nuestro calentamiento grupal antes del partido, pero Tino estaba masticando chicle, manteniendo la pelota en alto, moviéndola y balanceándola sobre su cabeza. Parecía un niño travieso, listo para divertirse. No estaba en la zona y se estaba concentrando con nosotros, pero estaba en su propia zona. Cuando sonó ese silbato, supo que iba a destruir a la oposición y hacerlo a su manera".

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.