Cargando contenido

La megaobra cuenta con una planta de tratamiento de aguas única en la infraestructura del país.

Planta de tratamiento de aguas - Invias
Planta de tratamiento de aguas - Invias

El director técnico del Invías, Guillermo Toro, sostuvo que con la entrega del proyecto Túnel de La Línea, el próximo 4 de septiembre de 2020, se entregarán también las quebradas cercanas totalmente recuperadas.

“Se está haciendo un tratamiento de segundo orden donde las aguas de este macizo están llegando a su cauce 100% limpias”, sostuvo.

Lea también: El 1 de septiembre se realizará el primer vuelo piloto desde Bogotá

Agregó que es el único proyecto de infraestructura de Colombia de este tipo, que ha logrado recuperar sus aguas con una planta de tratamiento y una planta de extracción de sólidos, lo cual podrían ser replicado en otras obras a nivel nacional.

“Al inicio del proyecto tuvimos una dificultad en el cuidado del agua del macizo rocoso y reaccionamos rápidamente, fuimos resilientes. En la actualidad, tenemos una planta de producción que trata las aguas que bajan a través de las grietas de la montaña que se depositan naturalmente sobre el tubo del túnel y se reconducen y este manejo nos permite poder suministrar liquido a un municipio que tenga entre 30 o 40 mil habitantes”, indicó.

El director técnico explicó que la planta trata las aguas de la montaña y estas se reconducen a la quebrada La Gata y el Río Santodomingo que en los inicios del proyecto eran las más afectadas.

“Tenemos plena recuperación de la quebrada La Gata, que fue la más afectada y se hace un monitoreo constante de los demás afluentes hídricos donde podemos dar un parte de tranquilidad de una mejoría de las condiciones ambientales de todas las cuencas hidrográficas que interactúan con el proyecto Túnel de La Línea, Cruce de la Cordillera Central”, indicó.

Le puede interesar: Rusia anuncia que tiene la primera vacuna contra el coronavirus

Entre los datos entregados, ad portas de la entrega del Túnel de La Línea, se indicó que la montaña que esta sobre el túnel principal produce un caudal de 120 litros por segundo, lo que se traduce en el agua para abastecer a un municipio como Calarcá.

Los ingenieros aclararon que el sistema de captación y revestimiento del túnel no afecta sus condiciones, no contamina y es totalmente seguro para quienes lo atraviesen como para el medio ambiente.

Cabe recordar que, en los años 2012 y 2014, el proyecto generó una descargas al interior de la montaña que contaminaron totalmente la quebrada La Gata, situación que llevó a la creación de unas mesas de seguimiento lideradas por la Defensoría del Pueblo que presentó una acción popular para defender el derecho al agua y a la protección del medio ambiente como derecho fundamental.

Las mesas de seguimiento permanentes continúan en la actualidad y seguirán una vez se presente la primera parte de este gran proyecto de infraestructura a todos los colombianos, se indicó desde la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ y la Corporación Autónoma del Tolima, Cortolima.

Lea además: Municipios del Huila, en alerta roja por incendios forestales

El director de la CRQ, José Manuel Cortés informó que, en la vigilancia de estos daños ambientales participaron la Defensoría del Pueblo, La Procuraduría Ambiental, ambientalistas y la misma comunidad en general que reportaban constantemente el daño ambiental que se presentaba con el desarrollo del proyecto.

Cortés señaló que esta vigilancia le dejó multas al Invías por más de $2.000.000.000 que, además de ser pagados, deben retribuirse con reconversión de especies.

Como parte del trabajo de recuperación, el Invías ha sembrado más de 568.000 árboles en pro de la recuperación ambiental de las zonas impactadas por el proyecto y desarrolla capacitaciones constantes a las personas que viven alrededor de la megaobra.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido