Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ajmoron
La tecnología facilita el trabajo en casa
Inigmage

Un estudio de la Universidad El Rosario reveló que la nueva realidad laboral que ha traído la pandemia de la covid-19 y la implementación de algunas medidas como el trabajo en casa, han modificado la relación entre el momento de trabajar y la vida privada.

Una de las variantes del análisis fue el uso permanente de la cámara por parte de los trabajadores, que al parecer se estaría exigiendo en muchas ocasiones sin justificación.

En contexto: ¿Puede su jefe pedirle prender la cámara en teletrabajo?

En diálogo con RCN Radio, el director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, Iván Jaramillo, destacó que este hecho se puede convertir en un verdadero caso de acoso laboral y afectar en gran medida la relación entre el empleador y el empleado.

“No se puede perder la línea que divide el espacio laboral del personal y más en una realidad como esta a la que no estábamos acostumbrados y para la que no estábamos preparados. Esa línea es muy delgada porque en los entornos donde ahora estamos ejerciendo nuestro trabajo. No podemos olvidar que también es el espacio de nuestra esposa, de nuestros hijos y por eso hay que tener mucho cuidado de sobrepasar el uno del otro”, dijo Jaramillo.

Audio

[Audio] Iván Jaramillo, director del Observatorio Laboral de U. Rosario, sobre uso de cámaras en reuniones laborales virtuales.

0:27 5:25

El experto indicó que el uso obligatorio de la cámara en medio de la jornada laboral virtual, solo debe aplicar para algunos momentos particulares y limitados.

“Esto puede darse si hay alguna reunión muy importante con algún nuevo inversor o socio que quiere conocer al personal o que es realmente necesario el uso de la cámara, pero solo para casos como comprobar presencia real de la persona o del empleado. De forma permanente esto ya puede entenderse como un abuso”, explicó.

Iván Jaramillo también habló de otros abusos como el uso indebido del tiempo de descanso y la solicitud de trabajos por fuera del horario laboral.

“Se dan casos donde a las 11 de la noche cuando mi horario terminó a la seis de la tarde, recibo un mensaje de mi jefe pidiéndome algún encargo laboral, esto también puede convertirse en un tipo de acoso”, manifestó.

En contexto: Congreso arranca discusión de ley para reglamentar el trabajo en casa

El director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, concluyó que “en Colombia existe mucho miedo a perder el puesto de trabajo y por eso aunque se conocen estas normas, el colombiano promedio se queda en silencio y aguanta por no perder el modo de sustento o su empleo”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.