Cargando contenido

El proceso tendrá una fase inicial ante el delegado de la Procuraduría General en el Tribunal Administrativo de Antioquia.

Vertedero Hidroituango
Vertedero Hidroituango
RCN Radio

El vicepresidente de asuntos legales de EPM, Alexander Sánchez Pérez, se refirió al proceso de conciliación que se iniciará entre esa compañía y los diseñadores, constructores e interventores de la represa de Hidroituango.

En diálogo con RCN Radio, el experto señaló que si no se logra un acuerdo se procederá con una demanda por 9.9 billones de pesos, mientras agregó que esta primera etapa del proceso será ante un delegado de la Procuraduría en el Tribunal Administrativo de Antioquia.

Lea también: 30 congresistas firman proyecto para prohibir el uso del fracking en Colombia

Cabe mencionar que el objetivo es llegar a un acuerdo entre las partes sobre las responsabilidades en las fallas de la obra que originaron una emergencia en abril de 2018, además de retrasos en la entrada de operación comercial, el aumento no controlado de mayores valores económicos y la generación de incertidumbre frente a la reactivación constructiva del proyecto.  

"Este es un escrito que se presenta a consideración de la Procuraduría General de la Nación, que tiene las competencias legítimas para acercar a las partes cuando existe alguna divergencia. Sin embargo, si en el plazo que la ley determina (hasta el 10 de noviembre de este año) no se logra que se dirima la controversia, el tema será llevado hasta un juez", explicó Sánchez.  

Audio

(Audio) Alexander Sánchez, vicepresidente de asuntos legales de EPM, sobre reclamación a diseñadores, constructores y veedores de Hidroituango.

0:27 5:25

De acuerdo con el vicepresidente de asuntos legales de EPM, "este no es un juicio de responsabilidad penal. Aquí no se busca imputar, ni atribuir ninguna especie responsabilidad. Tampoco es un juicio de naturaleza disciplinaria, es un juicio de responsabilidad civil donde se está cobrando por unos daños y perjuicios como verdadero acreedor del proyecto Hidroituango".  

Las partes requeridas en este proceso son el Consorcio Generación Ituango (Integral – Solingral); el Consorcio CCC Ituango (Construcoes e Comercio Camargo Correa S.A., Conconcreto y Coninsa Ramón H.) y el Consorcio Ingetec y Sedic, luego de la contingencia que se presentó el 28 de abril de 2018, tras el colapso de la galería auxiliar de desviación que llevó a inundar la casa de máquinas de la megaobra.  

"Donde se suele construir una presa ese lugar debe estar seco. Por eso es necesario el desvío de aguas para poder construirla. Inicialmente el proyecto tenía previsto que el río Cauca se desviara por dos túneles originarios. Sin embargo, hubo grandes problemas al inicio de la obra previsto para el primer verano de 2013", señaló Pérez.  

Le puede interesar: Quitaremos la luz a hogares donde haya fiestas clandestinas: Alcalde de Medellín

Sánchez Pérez también manifestó que "entre esa parte que se atrasó por fallas geológicas, no se pusieron las compuertas y construirlas iba a prolongar la puesta en obra y por ende la producción de energía. En esa medida, los diseñadores se comprometieron a encontrar otra manera de desviar el río. Es ahí es cuando se construye el tercer túnel de casi 2 kilómetros".  

Luego de un peritaje a los túneles hidráulicos, se determinó que se presentaron debilidades geológicas en el sector del túnel 2 al igual que en la galería auxiliar de desviación y que allí no se hizo ningún tratamiento.

"Cuando llega el 28 de abril y empieza el flujo del agua que es bastante alto y pasa el agua por ese túnel, esto se convierte en un material erosionable y el hecho de que la presa no estuviera terminada, llevó a esta situación", dijo.  

Finalmente,a la puesta en marcha de la primera etapa de esa megaobra está prevista para el año 2022. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido